Descripción del proyecto

Ampliación de la zona deportiva de Alcaucín: Reforma de vestuarios y nuevo Gimnasio

Alcaucín, Málaga
Hoy nos encontramos con la reforma y ampliación de uno de los ambientes de dispersión que podemos encontrar dentro de Alcaucín. La Piscina Municipal Alcaucín es un complejo dedicado al deporte, consta de, valga la redundancia, la piscina, una pista de deporte multidisciplinar, un pequeño jardín que recorre la parcela y un vestuario, objeto de nuestro proyecto.
El vestuario en cuestión es un pequeño edificio localizado en el centro de la parcela con una planta cuadrada, y un techo tradicional a cuatro aguas. El proyecto toma como base la rehabilitación, así como la ampliación del vestuario, sumándole una nueva planta, donde se incluirá un gimnasio, y reajustando las necesidades de su planta baja. De esta manera se dotará de un lavado de cara rejuvenecedor a la edificación transformándolo de un edificio tradicional a una re-interpretación de la arquitectura moderna típica de los años 70, jugando con volúmenes del mismo tipo de sección pero diferente tamaño. Para ello se realizará una primera planta más amplia que la planta baja, dotando así de un porche cubierto a la entrada principal del conjunto.
Se trabajará con un sistema estructural mixto, con una estructura vertical metálica y unas losas mixtas de hormigón armado. Utilizando en la nueva planta un sistema estructural poco convencional en Málaga, trabajándose la nueva planta en su conjunto como un sistema de “vigas vierendeel”, de esta manera se consigue pasar las cargas de la estructura a los pilares perimetrales, con los que podemos trabajar. Así como se consigue un espacio diáfano en la planta superior donde los únicos pilares centrales que aparecen funcionarán a tracción.
Al final nos encontramos con un volumen original renovado en su planta baja y un volumen más grande en la planta superior, que dialogará mediante contraposición con el original, encontrándonos con un volumen que recoge todas las ventanas en una única dirigida hacia las vistas del paisaje que nos ofrecen los montes de Alcaucín, ya que, al encontrarse elevado sobre la carretera, no se encuentra ningún elemento visual que impida sus vistas.
Para los acabados se elige un sistema enfoscado, que nos permita la obtención de un volumen limpio, qué con este propósito, y localizando las instalaciones en las nueva cubierta de grava, se eleva el peto hasta una altura de 110cm que nos permite ocultar cualquier tipo de maquinaria del proyecto.