¿Qué pasa si no realizó la Inspección Técnica de la Edificación? La ITE, se encarga de examinar de manera técnica las condiciones de las edificaciones, de allí realizar un informe sobre el estado de conservación, la vialidad y la calidad de servicios que presta ese inmueble. En esta inspección se determina la salud de cada aspecto del edificio, su habitabilidad y las garantías de uso del mismo.

La ITE debe supervisar las condiciones de estabilidad, seguridad y vigorización del edificio. En otras palabras es el supervisor que las edificaciones están aptas para ser habitadas o para que en ellas exista una explotación comercial sin la carencia de  salubridad, accesibilidad u otra medida establecida por la ley.

¿Cuándo debe realizarse esta inspección?

Para las edificaciones que estén o superen los 50 años de antigüedad, es que va dirigida esta inspección, luego deberá realizar una ITE cada 10 años. Esta inspección debe ser realizada por un técnico especializado, en muchas oportunidades es un ingeniero o  arquitecto, los cuales se encargan de verificar que la edificación sea segura tanto para los habitantes como para los visitantes.

¿Cuáles son las consecuencias de no realizar la ITE?

Si una edificación está en el rango de edad que se establece para la revisión y hace caso omiso de la misma, será multado no solo con un monto considerable de dinero que ronda los 6 mil euros, sino además, habrán consecuencias de orden comercial y jurídico, evitando el pago de hipotecas, comercialización del inmueble, entre otras.

En otras palabras el evitar la revisión, hará que pierda dinero y deje de hacer, cualquiera sea, la actividad que realice en la edificación.